Tags:

Un rival que trae buenos recuerdos 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
alario guarani

Por los octavos de final de la Copa Libertadores, River enfrentará a Guaraní de Paraguay, rival que venció en la semifinales de la Copa 2015 que se quedó el Millonario. 

A diferencia de lo que venía sucediendo en las anteriores Libertadores, el azar fue el encargado de definir lo cruces de los octavos de final de la Copa. Con la presencia de Rodolfo D’Onofrio, ayer en Luque (Paraguay) se llevó a cabo el sorteo. 

La bolilla de River fue la primera en salir de los ocho primeros clasificados y el azar definió que el rival de octavos sea Guaraní de Paraguay. 

La ida se jugará el 3, 4 y 5 de julio en Paraguay y la vuelta el 8, 9 y 10 de agosto  en el Estadio Monumental. Sin preferencias en cuanto a los posibles rivales, Marcelo Gallardo había remarcado la importancia de que el cruce sea con un equipo donde el viaje no sea largo e incómodo. Asunción cae perfecto en las preferencias del “Muñeco”. 

Cuando se definió el cruce con Guaraní, al hincha se le dibujó una sonrisa por el antecedente inmediato ante el equipo paraguayo. En la semifinales de la Libertadores 2015, donde River fue campeón, Guaraní fue el rival en las semifinales. Fue 2 a 0 en la ida (Mercado y Mora) y 1-1 en la vuelta (el primero de todos los importantes que marcó Lucas Alario). 

Además de definirse los octavos de final, también quedaron armados lo cruces para las siguientes rondas. En caso de acceder a cuartos de final, el Millonario deberá enfrentarse a Atlético Mineiro (Brasil) o Jorge Wilstermann (Bolivia) y recién podría cruzarse a un equipo argentino (San Lorenzo o Lanús) en semifinales. El camino de ocho partidos para viajar a Abu Dabi comienza en Paraguay…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone