Tags:

“Veo jugar a River y lo extraño”

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
barovero2

Con presente en el Necaxa de México, Marcelo Barovero no descartó volver en un futuro y expresó lo que siente a la distancia: “Veo jugar a River y lo extraño”.

“Estoy enfocado en que tengo dos años más con mi club y eso me ordena un poco las ideas. Veremos si de acá en adelante, todo lo que a uno le llevaba demanda, se va traduciendo en otra cosa y por ahí realmente me dan ganas de volver al fútbol argentino. Sí, obvio, lo veo jugar a River y lo extraño. Como lo voy a extrañar siempre”, afirmó.

El arquero contó que debería estar muy preparado para regresar al club: “No es sólo jugar y entrar a la cancha, eso lleva una preparación, un día a día de enfocarse en un trabajo y hacerlo de buena manera. Un club grande no te perdona y hay que estar a la altura de una camiseta que es muy fuerte y exige mucho”.

“Sabía que estaba en el mejor club, que habíamos luchado mucho por ponerlo ahí arriba. Pero hay que tomar decisiones, creo que fue la correcta y estoy muy contento por lo que he hecho. Tenía la posibilidad de ir a vivir a otro país, apegarme a la familia, y aprovechar el día a día. Son etapas, desafíos. Estoy muy contento y feliz de haberlo hecho. Con el tiempo veré como lo voy viviendo, pero no estoy para nada arrepentido del paso que di”, expresó sobre su salida del club.

El arquero más determinante del último siglo en River reveló que tomó la decisión de dejar el club un año antes de su salida: “La decisión la había tomado antes de jugar semifinales de Libertadores (del año 2015), sin los títulos que nos habían marcado. Era una decisión personal, familiar, hacía tiempo que estaba en un club grande. Eso te lleva a enfocarte al 100%. Cada partido tenés dar lo mejor, prepararte”.

“La semana a semana es difícil, dura, sacrificada. En River me tocó jugar todo lo que yo quería, o lo que cualquier deportista quisiera competir. Con eso, uno va distanciándose, de cierta manera, de las cosas básicas de la vida, la familia. Esas cosas te hacen analizar la situación. No quería desaprovechar el tiempo con mi señora, con mis hijos, principalmente, que ellos van creciendo y hay tiempo que no recuperás. No quiero ser un viejo gruñón que ande enojado en la vida por, en su momento, no hacer un punto y aparte producto de no hacer lo que sentía”, cerró, en diálogo con “El Espectador” (FM 100.1, de Rafaela).

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone