Tags:

Triunfo trabajado y merecido

En un partido que arrancó muy complicado, River pudo sacarlo adelante y lo ganó 4 a 2. Show de goles en la primera media hora.

En el comienzo del partido, Melgar se plantó en campo rival y sorprendió a todos. Ante una endeble defensa de River, que estuvo desconcentrada y lenta a la hora de tomar marcas, el equipo peruano fue una pesadilla en el comienzo del encuentro.

Melgar había avisado con un mano a mano que tapó muy bien Batalla, y un minuto más tarde, a los 4′, otra vez una desatención defensiva le permitió a Herrera quedar de frente a Batalla y poner el 1 a 0.

La respuesta del Millonario no se hizo esperar y comenzó a imponer condiciones. A los 17′, tras una pelota parada, Martinez Quarta hizo un gran enganche dentro del área y habilitó a Nacho Fernández, que marcó el 1 a 1 de taco.

Cinco minutos más tarde, Lucas Alario bajó la pelota de cabeza y Sebastián Driussi, en el borde del área chica, anticipó a su marca para vencer al arquero y poner el 2 a 1.

Cada vez que Melgar atacaba, lastimaba. Y a los 25′, a las espaldas de Milton Casco apareció un jugador peruano para mandar el centro y, a pesar de la estirada de Maidana, Herrera llegó solo por el segundo palo y puso de cabeza el empate.

El show de goles no terminó ahí. A los 27′, nuevamente de pelota parada, Martinez Quarta encontró una pelota en el aire, y con una gran chilena convirtió el 3 a 2.

A partir del gol de Martinez Quarta, River se serenó y comenzó a controlar mejor la pelota. En la última parte de la segunda mitad tuvo varias chances para marcar el cuarta pero estuvo desacertado en la definición.