Tags:

De principio a fin

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
martinez lanuuuuuus

En la noche del Sur, Gonzalo Martínez jugó un partido excelente de principio a fin y tuvo su mejor actuación desde que llegó a River.

La posición en la que Marcelo Gallardo ubicó a Martínez frente a Lanús sorprendió a todos. Con la idea de contrarrestar el poderío en ataque del “Granate” con Maxi Velázquez, el DT lo puso al Pity para que juegue siempre el mano a mano ante el lateral izquierdo y anular la salida por ese sector.

Desde el comienzo del partido se lo notó a Martínez muy comprometido con el juego y, a diferencia de lo que venía mostrando hasta ayer, dejó las lagunas de lado para ser el hombre fundamental del equipo desde el minuto 1 hasta el 93′.

A veces decidió desbordar y otras enganchó para la pierna más hábil. Esa variante hizo indescifrable al volante para los defensores de Lanús, que tuvieron que recurrir a la falta constantemente (hizo amonestar a tres futbolistas del Granate y generó una falta que debió ser la segunda amarilla de Velázquez, pero Beligoy la obvió).

En el primer tiempo, en una salida rápida de River, el zurdo se hizo un autopase y a pura velocidad fue hacia el arco rival, aunque nunca pudo controlar 100% la pelota y, de cara al arquero, decidió dar un pase al medio dentro del área para Sebastián Driussi, que cortó la defensa rival. Tras el gol de Lanús, el volante encaró de derecha hacia el centro y sacó un remate potente desde afuera del área que se estrelló e el travesaño.

Todo lo amenazante que resultó ser en la primera mitad se trasladó en el resultado en el segundo tiempo. Si bien intentó entregársela a Nacho Fernández, el primero de River llegó a través de una habilitación suya a Rojas. A los 33′, el mismo Pity enganchó hacia al medio y lo derribaron cerca del área. Se hizo cargo del tiro libre y, con rebote en la barrera, puso el 2 a 1.

En los últimos 15′, con un Lanús desesperado por encontrar el empate, Martínez siguió haciendo de las suyas con espacios. Nuevamente enganchó de derecha al centro y habilitó de gran manera a Lucas Alario, que luego asistió a Carlos Auzqui para convertir el 3 a 1 final.

En general, Martínez demostró en cada partido muchos altibajos y por momentos desaparecía del juego. Ayer fue todo lo contrario y decidió casi siempre bien de principio a fin, siendo el hombre clave de River en cada ataque. Que haya sido el punto de inicio del despegue…

Imagen: DyN

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone