Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
IMG_0553

Con un gran segundo tiempo, el Millonario le ganó 2 a 0 a Boca en Mar del Plata y llega afilado a la Supercopa Argentina ante Lanús.

En el arranque del encuentro, River presionó mucho en el medio campo y dominó los primeros minutos. Luego, Boca comenzó a ganar en precisión y comenzó a ser dueño del partido creando varias chances de gol, donde se vio una gran versión de Augusto Batalla.

En ataque, lo mejor llegó por parte de Rodrigo Mora. En lugar de Lucas Alario (con una fatiga no jugó), el uruguayo se la arregló para fabricarse varias situaciones de gol y tuvo una muy clara de cabeza, que sacó Werner al tiro de esquina.

En la segunda mitad se vio lo mejor de River. Tras una jugada de Pity Martinez, un defensor de Boca tocó la pelota con la mano en el área y Pitana sancionó penal. Driussi se hizo cargo y convirtió el 1 a 0.

Antes del penal, Nacho Fernández había tenido una muy clara, pero definió incomodo a las manos del arquero. La supremacia de River siguió, y minutos más tarde, Arturo Mina marcó el 2 a 0 de cabeza, que terminó siendo definitivo.

Ante el “ole” de los hinchas de River, los jugadores de Boca mostraron su impotencia y se generó una jugada en la que Insaurralde empujó a Driussi y terminó con un encontronazo entre todos los jugadores. Driussi, por el lado de River, e Insaurralde y Benedetto, por el lado de Boca, terminaron expulsados.

A partir de esa jugada, el partido se pinchó y River se dedicó a controlar la pelota. A una semana de jugar la final ante Lanús por la Supercopa Argentina, el Millonario ganó un Superclasico que cotiza alto por el envión anímico.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone