Tags:

“Voy a luchar por el puesto que dejó D’Alessandro”

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
tomas-andrade

Ante la salida de Andrés D’Alessandro, Tomás Andrade buscará ganarse el puesto del “Cabezón”: “Voy a luchar por el puesto”.

El inicio de Tomás Andrade en el último semestre fue muy esperanzador y tuvo grandes rendimientos cada vez que le tocó jugar por D’Alessandro. Como suele suceder en un joven que está dando sus primeros pasos, sufrió un bajón futbolístico en los últimos meses que intentará dejar atrás para ganarse un puesto en el equipo.

“D’Alessandro es irreemplazable, de esos jugadores que no aparecen todos los días. De lo que me siento seguro es de que estoy preparado para jugar en River y de que voy a luchar ese puesto, venga o no venga algún refuerzo”, afirmó Andrade.

En diálogo con el Diario Olé, el volante es consiente que por cualidades aparece como el reemplazante natural de Andrés: “Yo juego en esa posición y de lo que hay en el club, el de las características más naturales para esa posición soy yo. Me siento preparado para eso, aunque tengo claro que todavía lo debo demostrar con trabajo y humildad, porque hablar es fácil: hay que demostrar en la cancha”.

“Tenía una buena relación con Andrés. Concentrábamos juntos y hablábamos bastante. Me dio varios consejos sobre lo que significa River y, en lo futbolístico, me marcó que trate de no jugar siempre corto y que no gambetee mucho, que es importante mirar la mayor cantidad de espacios posibles en la cancha y a veces jugar largo también. Me dijo que a mi edad a él le pasaba lo mismo porque le costaba largar la pelota”, agregó.

El juvenil contó el pedido de Gallardo: “Marcelo me marca que abra un poco más la mirada, que me desprenda mas rápido de la pelota en el medio y que aproveche mis cualidades en los últimos metros de la cancha. Es obvio que a mi edad tengo mucho para mejorar”.

Por último, Andrade analizó por qué fue perdiendo chances de jugar con el correr de los partidos: “No terminé con tanta continuidad, Marcelo vio mejor a otros compañeros o buscó otra cosa para el equipo. Fui perdiendo un poco de confianza y eso me hizo bajar el rendimiento, porque la cabeza es todo. Pero sé que eso puede pasar y más en un club como River, donde hay tantos jugadores importantes”.

Imagen: Prensa CARP

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone