Tags:

Otra vuelta más

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
otra vuelta más

En una final de Copa Argentina para el infarto, River lo dio vuelta en 3 minutos y lo ganó 4 a 3 para dar otra vuelta más y lograr la clasificación a la Libertadores. 

El Millonario dio otra vuelta más: triunfazo ante Central para ganar la Copa Argentina

El partido arrancó favorable a River. Tras una gran jugada entre Andrés D’Alessandro y Nacho Fernández, al ex Gimansia le cometieron penal, que lo cambió por gol Lucas Alario a los 10′.

A los 25′, en una salida fallida de Augusto Batalla (dio toda impresión que le cometieron infracción), Musto marcó el 1 a 1. Cuatro minutos después, Marco Ruben le tiró toda la experiencia encima a Luis Olivera y le ganó la posición para definir ante la salida de Augusto y convertir el 2 a 1.

El partido fue muy luchado y a River le costó generar situaciones de gol. A los 37′, Patricio Loustau sancionó otro penal para River tras una sujeción de Gissi sobre Alario. El “Pipa”, nuevamente, lo cambió por gol.

Ya en la segunda mitad, Central volvió a pasar al frente en el marcador tras otro gol de Marco Ruben, que aprovechó el rebote de Batalla tras un centro rasante desde la izquierda. El juvenil tuvo una noche para el olvido.

Al Millonario le costaba generar juego por abajo y ante esta dificultad, Gallardo decidió mover el banco de suplentes para tratar de desbordar (con Rodrigo Mora) y ganar en el juego aéreo (Iván Alonso). Martínez y D’Alessandro dejaron el campo de juego.

Al minuto de concretarse las modificaciones, Iván Alonso habilitó de cabeza a Alario, para que el goleador marque el 3 a 3, que desató la locura de los hinchas Millonarios que coparon el Mario Alberto Kempes.

River no se conformó y fue por más. Tres minutos después, Rodrigo Mora envió un centro desde la derecha y esta vez, Alario asistió de cabeza a Alonso para que dese el borde del área chica convierta el 4 a 3 que terminó siendo definitivo.

Sobre el final, Alario pudo liquidar el partido pero su cabezazo se estrelló en el travesaño. En la última jugada, Jonathan Maidana se vistió de héroe y tapó un remate de Germán Herrera, que pudo ser el empate.

Sin brillar ni mucho menos, el Millonario volvió a mostrar mucho carácter y sacó adelante un partido muy complicado para conseguir el gran objetivo del semestre: la clasificación a la próxima Copa Libertadores. En una semana en la que se lo cuestionó tras la derrota ante Boca, Gallardo volvió a festejar un nuevo título con la banda. ¡Dale campeón!

Imagen: Prensa CARP

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone