Tags:

“Después de cada partido hablo con Barovero”

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
hablo con Barovero

Augusto Batalla reveló que sigue teniendo contacto con “Trapito” y que se analizan mutuamente: “Después de cada partido hablo con Barovero”.

Batalla contó lo que hace luego de cada partido: “Hablo con Barovero”

La comparación entre Augusto Batalla y Marcelo Barovero es inevitable. “Trapito” dejó la vara muy alta y la responsabilidad cayó en manos del juvenil, que hasta ahora ha cumplido: no ha tenido actuaciones descollantes ni flojos rendimientos.

“Hablo semanalmente con Marcelo. Más allá de lo profesional, tenemos una relación que va más allá. Charlamos de la vida. Y después de cada partido hablo con él: yo veo los de él y él mira los míos y después los comentamos. Me ayuda mucho, tiene siempre las palabras justas”, afirmó Batalla.

Tras compartir plantel durante dos años, Augusto aprendió de “Trapito”: “Marcelo me ayudó muchísimo. Un consejo que me inculcó es una frase que siempre nos repetíamos para mentalizarnos: mantenerte bien en la semana, con las comidas, con el descanso, jugar, tratar de hacer las cosas bien, rebobinar, ver el partido, analizarlo, corregir y ya focalizarse en lo que viene. Y repetirlo. Mantener esa estabilidad, en la misma línea, aprender”.

“Tengo 20 años y estoy asumiendo esta responsabilidad: no es fácil, y está bueno que la gente me tenga paciencia, pero no deja de ser el arco de River. Por suerte desde el primer minuto que entré a la cancha la gente me apoya muchísimo, confía en que puedo ser lo que el arco necesita, defenderlo. Eso me llena, me da confianza y estoy eternamente agradecido”, expresó sobre el apoyo del hincha.

El pibe contó sus sensaciones de ser el arquero titular del Millo: “Aunque cada día me siento más cómodo, más tranquilo y con más confianza, es muy difícil darse cuenta de que sos el arquero titular de la Primera de River. Yo soy hincha de toda la vida, y de chico iba al club, entrenaba en el sintético y veías a Carrizo, a Lux, y pensabas “qué locura”. Lo veía muy lejano. Hoy me toca y lo tengo que asimilar. Y los chicos me hacen sentir que ese es mi lugar. Eso ayuda”.

“El sentimiento por los colores suma. Y es así tal cual: si ves una foto mía de bebé, tenía los pañales de River. Es la parábola del sueño de cualquier hincha: si te preguntan de chiquito siempre vas a decir: ‘Jugar en la Primera de River‘. Yo soy un hincha que está cumpliendo ese sueño”, finalizó Batalla, en diálogo con Diario Olé.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone