Tags:

Pisculichi y una zurda inolvidable

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
pisculichi y una zurda inolvidable

Luego de confirmar su salida, River pierde a una de las piezas más importantes de su última etapa ganadora. Pisculichi y una zurda inolvidable, quedarán en el recuerdo del hincha por siempre. 

Hasta siempre, Piscu

Julio del 2014. El por entonces flamante técnico, Marcelo Gallardo, generaba dudas y expectativas con el armado de un nuevo River. Tenía la difícil tarea de reemplazar a Ramón Díaz, el técnico más ganador de la historia del club.

En su momento, una de las primeras y más cuestionadas incorporaciones del Muñeco, fue la de Leonardo Pisculichi. Luego de varias temporadas en ligas extranjeras de bajo nivel y un irregular paso por Argentinos Juniors, Piscu llegaba a River sin demasiado reconocimiento. Con 30 años, el jugador no generaba una buena primera impresión en el hincha. Pero a pesar de tener el viento en contra, Pisculichi supo remontar el barrilete desde el primer momento.

Con un buen ritmo físico y una magistral pegada, Piscu fue haciéndose amigo de la pelota y del simpatizante Millonario. Poco tardó en ganarse los aplausos de la mano de un asombroso nivel, totalmente inesperado para la gran mayoría.

En su primer semestre, se convirtió en el factor fundamental de la obtención de la Copa Sudamericana, cortando una racha de 17 años sin logros internacionales. ¿La frutilla del postre? la eliminación a Boca en semifinales, gracias a un gol suyo. 

A esa altura, Pisculichi había disipado por completo todas las dudas iniciales que generó su llegada al Más Grande. Estaba a la altura de la camiseta, y lo demostró desde el primer momento. Sin embargo, los logros no iban a terminarse: Recopa, Copa Libertadores y la Copa Suruga Bank, completarían los logros del zurdo con la camiseta del Millonario.

Con la camiseta de River, Piscu disputó 73 partidos; convirtió 10 goles, dio 17 asistencias y ganó 4 títulos. Todos, a nivel internacional.

 Hoy, sin tanto lugar en el equipo, la decisión de dar un paso al costado cayó casi por sorpresa en Núñez. Sin embargo, el hincha siempre recordará a Pisculichi y una zurda inolvidable. Aquella, que con gran sutileza, lograba levantar de los asientos del Monumental a todos los hinchas Millonarios. Hasta siempre, Piscu. Gracias por tu fútbol.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone