Tags:

Pisculichi pegó el portazo

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
piscu pegó el portazo

Con pocas oportunidades de sumar minutos, Leonardo Pisculichi pegó el portazo: fue a Ezeiza, se despidió de sus compañeros y buscará rescindir su contrato.

Con pocas chances, Pisculichi pegó el portazo

De ser clave en el 2014, Pisculichi se fue convirtiendo poco a poco en un futbolista prescindible. Tras un año y medio en un bajo nivel, el enganche vio que tenía pocas oportunidades de jugar y tomó la decisión de dejar el club.

En el entrenamiento de esta tarde en Ezeiza, Piscu se presentó y no arrancó la práctica: retiró sus pertenencias, se despidió de sus compañeros y buscará rescindir su contrato, que lo une al club hasta junio del 2017, en las próximas horas.

“Por ahora sigo en el club. De parte de la dirigencia ni del cuerpo técnico me han dicho que tenía que dar un paso al costado. Uno se da cuenta cuándo tiene lugar y cuándo no. Si uno no se siente importante o no encuentra el lugar, es obvio que soy jugador y que quiero sentirme importante y jugar, más a esta edad”, expresó hace una semana.

Si bien los dirigentes y cuerpo técnico no le marcaron el camino de salida, el domingo en Formosa, Piscu se dio cuenta que corre muy de atrás, al estar en el banco y no haber ingresado. Tomás Andrade tuvo la chance de entrar, un indicio claro de que el juvenil esta mejor considerado por el entrenador que Piscu, como inmediato reemplazado de Andrés Dalessandro y/o Pity Martínez.

En el final del semestre pasado, Gallardo comenzó a dar indicios de que no lo iba a tener en cuenta ya que no lo concentró durante varios partidos. En la pretemporada no deslumbró al entrenador, a diferencia de Andrade que mostró un gran nivel cada vez que jugó.

El nivel excelente en su primer semestre con la banda quedará en la memoria de todos los hinchas de River.  El enganche fue clave en la obtención de la Copa Sudamericana y autor de uno de los goles más gritados por el hincha de River: el 1-0 vs Boca de esa Copa. ¡Gracias, Piscu!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone