Tags:

Andrade, el “pupilo” del Cabezón

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone
andrade

Tomás Andrade habló de su comparación con Andrés D’Alessandro, lo que le pide Gallardo y su objetivo individual y grupal para lo que viene.

A base de buenos rendimientos y goles (fue el goleador de los amistosos de pretemporada con tres tantos), Andrade sigue escalando en la consideración de Gallardo. Hoy por hoy, aparece como el reemplazante natural de D’Alessandro y Pity Martínez, los titulares.

Andrade gana terreno en la cosideración de Gallardo

“Es un orgullo que me comparen con un jugador de ese tamaño. Andrés me jode y me dice que soy su pupilo, ja, pero yo tengo claro que soy Tomás Andrade y que tengo que hacer mi camino”, admitió el juvenil sobre la comparación con D’Alessandro.

La comparación con el “Cabezón” viene desde chiquito: “El tema viene desde el baby. Yo siempre fui peladito, de chiquito, y siempre me gustó pisar la pelota. Yo jugaba en Lanús y mi entrenador me decía ‘el nene D’Alessandro’. Tenía 7 u 8 años. Y ya ahí quedó eso. Cada vez que me veían jugar decían “se parece D’Alessandro por cómo pisa la pelota”.

“Es un fenómeno. Yo no me comparo con D’Alessandro, no me gusta cuando dicen que soy el nuevo D’Alessandro. Yo soy Tomas Andrade y él es Andrés, ya ganó todo, la rompió en Brasil, jugó en Europa y está terminando su carrera. Yo estoy arrancando y tengo que hacer mi camino. Andrés fue y es un distinto. Yo no soy nadie todavía. Es la realidad”, agregó.

En el plantel hay dos especialistas en su posición que lo ayudan en su crecimiento: “A Andrés y Piscu siempre que tengo una duda les pregunto. El otro día, por ejemplo, Piscu me marcó que cuando vaya a recibir a la mitad de la cancha ya vaya perfilado y no de espaldas para rebotar, que rebotar siempre sea la última opción, que trate de perfilarme para ir para adelante. Es un lujo eso, a mí me encanta. Yo les hincho las bolas y la verdad que son dos fenómenos”.

Otro especialista en la posición fue Gallardo. Andrade contó lo que le pide: “Que en la mitad de cancha trate de jugar simple, que no me haga golpear, y que de tres cuartos para adelante que gambetee, que cambie mucho el ritmo, que trate de tirar paredes con los delanteros y que llegue al área”

“Primero está el objetivo grupal, que son dos: la Recopa y la Copa Argentina. Después, el objetivo personal a corto plazo es estar el domingo entre los 18 para viajar a Formosa, y luego mantenerme dentro de los convocados para que cuando me toque entrar, tratar de rendir al máximo por la camiseta y por mis compañeros. Ir de a poco y seguir creciendo pero con tranquilidad, porque recién estoy empezando. No me vuelvo loco”, finalizó Andrade sobre los objetivos inmediatos.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail to someone