Tags:

River intentó pero no pudo ante Sevilla

Pese a las intenciones del Millonario por sacar un buen resultado, el equipo español demostró sentenciar el encuentro en los momentos fundamentales y llevarse la victoria.

La travesía por Orlando llegó a su fin para River. Luego de casi un mes en tierras norteamericanas, el Más Grande emprendió su vuelo nuevamente a la Argentina, donde tendrá unos días de descanso.

Pese a la intención de volverse con una victoria a casa, el equipo se vio superado en la noche de ayer por el Sevilla de Jorge Sampaoli. Su equipo, metido desde el primer minuto, hizo méritos para llevarse el triunfo por 3-1.

Y fue desde el arranque, que los españoles demostraron su supremacía en el resultado. Con tan sólo 3 minutos de juego y tras un aviso con una doble chance de riesgo un minuto antes, Kevin Gameiro encontró espacios en la defensa y abrió el marcador.

El Sevilla buscó desde el primer minuto la tenencia de la pelota. Con el correr del tiempo, River pudo revertir esa agobiante presión jugando a un ritmo parecido que al del equipo andaluz.

El primer tiempo se cerró con un equipo que fue de menor a mayor. Con algunas buenas intervenciones de Batalla. Con la claridad de D’alessandro y una entrega nunca antes vista en el Pity Martinez. Sin embargo, y pese a una chance aislada, el equipo estaba lejos del empate.

El comienzo de la segunda parte coincidió con el cierre de la primera. Un River agresivo iba en busca del empate, pero se encontró con la defensa de Soria, el arquero sevillano que se lució en varias oportunidades. Luego de una presión alta y un mal despeje de Nacho Fernández, el Sevilla encontraría su segundo gol en las ventajas defensivas que River otorgaba.

Luego del segundo tanto, el equipo de Marcelo Gallardo bajó los brazos. Llegó el tercero, después de un córner y una total falta de atención por parte de la defensa. Con la casi totalidad de los cambios hechos, Giovanni Simeone decoraría el resultado final, que no cambiaría más.

Si bien River demostró actitud y garra dentro de la cancha, por varios momentos se lo vio desconcertado ante el dominio rival. El gran aspecto a mejorar parece ser el defensivo, nuevamente con muchas desatenciones.

A la vuelta los espera el estadio Monumental, su casa. Y en esa casa, su gente, que espera que este equipo pueda revertir lo sucedido desde comienzos de año. Por el momento, habrá que seguir trabajando para devolverle la esencia ganadora a este equipo.