Tags:

En busca de la identidad perdida

El amistoso de frente al América de Cali sirvió para dilucidar la idea táctica que tiene en la cabeza Marceo Gallardo para afrontar la nueva temporada.

La “reconstrucción” está en marcha. En las últimas declaraciones, el entrenador dejó en claro que el objetivo es asemejarse al gran funcionamiento que tuvo el equipo en el inicio de su ciclo en River, allá por el 2014. “Recuperar el sello perdido”, expresó el DT.

En cuanto a lo táctico, el “Muñeco” paró un 4-2-2-2. Por lo que se vio, los laterales volverán a tener la importancia que tuvieron en el 2014. Tanto Mercado como Casco deberán hacer toda la banda y llegar lucidos para decidir bien en la zona de ataque, ya que serán los únicos fijos que se moverán por los costados.

Para lograr cierto equilibrio, y ahogar al rival en el mediocampo para recuperar rápidamente la pelota, Gallardo tiene en mente utilizar dos volantes centrales. Ayer fueron Nicolás Domingo y Joaquín Arzura, pero en el ideal están Leonardo Ponzio y Nacho Fernández (o Iván Rossi, si finalmente llega). El ex Gimnasia le daría salida más clara y precisión en el primer pase.

Los dos volantes ofensivos, Andrés D’Alessandro y Gonzalo Martínez, tienen la particularidad de comenzar por el centro y a partir de allí moverse hacia la derecha e izquierda, respectivamente, para encontrar espacios. Al no ser jugadores que se sientan cómodos pegados a la raya, los laterales deberán llegar al ataque para ofrecerse como descarga por las bandas.

Teniendo en cuenta que uno de los jugadores que pidió Gallardo fue Walter Montoya, clásico volante derecho de Rosario Central, el dibujo táctico original que tenía pensando el DT era otro, pero al no llegar y no encontrar variantes en ese puesto, apostó a otro sistema con mucha gente por el centro.

En cuanto a los delanteros, se vio, al igual que todo el equipo, mucha presión sobre la salida del rival y constantes movimientos para generarse espacios y asociarse, aunque ayer no dieron sus frutos salvo en el gol de Rodrigo Mora mal anulado.

Los próximos dos amistosos en Estados Unidos servirán para sacar más conclusiones y observar si los jugadores asimilan la idea de Gallardo. Para seguir puliendo el equipo, se espera la llegada de los nuevos refuerzos en los próximos días.

Imagen: Prensa CARP