Tags:

El Lobo dijo adiós

El volante central decidió colgar los botines a sus 37 años. Un símbolo de categoría y buen fútbol, decide abandonar las canchas. Conquistó 4 títulos con el Millonario.

El fútbol argentino aplaude de pie. Se retira uno de los jugadores más queridos, respetados y admirados. A la edad de 37 años, Cristian Ledesma decidió comunicarle a su actual club, Argentinos Juniors, que se retirará del fútbol profesional.

Si bien el Lobo no nació futbolísticamente en River, dejó una marca enorme con la banda roja. Fue comprado al Bicho en el año 1999, y permaneció hasta el 2002. En esos 3 años, festejó la obtención de 3 torneos locales: uno con Ramón Díaz y los restantes bajo la dirección de Américo Gallego.

Su buen rendimiento lo llevó al fútbol alemán y luego al mexicano, además de vestir la camiseta de Colón, Racing y San Lorenzo en la Argentina. En el año 2004, tendría su segunda etapa en el club. Sería por tan sólo un año, ya que llegaba en condición de cedido.

Sin embargo, su mejor etapa en el Millonario sería la última, y seguramente la más recordada por todos. En el peor momento futbolístico de la historia del club, el Lobo arribaba a River para devolverlo al lugar que pertenece. A base de esfuerzo y buenos partidos, fue ganándose un puesto en el equipo titular.

Siempre con la pelota bajo la suela, se convirtió en el conductor del equipo. No sólo era un creador nato de juego, sino que también dejaba la vida en cada pelota que recuperaba. Siempre claro y pensante, se ganó de manera indiscutible su lugar.

Así, se transformó en uno de los estandartes que le devolvieron la memoria a River: en el 2014 y nuevamente con Ramón Díaz, conquistarían un nuevo Torneo Local. ¿La frutilla del postre? El primer y único tanto con la camiseta del Más Grande, en el partido final contra Quilmes: un bombazo impresionante que hizo delirar a todo el Monumental de alegría, mientras el propio Ledesma rompía en llanto para hacerlo aún más emotivo.

Esa fue la marca que dejó Cristian Ledesma en todos los hinchas de River. Con un sello de calidad distintivo y con una gran voracidad a la vez. Con la cabeza fría y el corazón caliente. Con el esfuerzo y el sacrificio, dejándolo todo en cada pelota que recuperaba. Hoy luego de anunciar de que colgará los botines, lo recordaremos de la mejor manera. ¡Gracias por todo tu fútbol, Lobo!

EL EMOCIONANTE GOLAZO DEL LOBO LEDESMA A QUILMES: