Tags:

La curiosa historia de Judelin Aveska

El jugador que hoy disputa la Copa América junto a la selección de Haití, tuvo un paso por las inferiores del ‘Millonario’, llegando hasta la división Reserva. 

Muchos nombres pasan por las categorías inferiores de River, año a año, con la ilusión de poder jugar en el mejor club de la Argentina. Sin embargo, son muy pocos los que tienen la fortuna de poder llegar a vestir el manto sagrado en la primera división del club.

Judelin Aveska, es uno de los tantos casos que no lo logró. Sin embargo, lo particular de este jugador de 28 años, es que hoy está disputando su primera Copa América, junto a la selección de Haití. Su club actual es el Club Atlético Uruguay, que milita en el Torneo Federal B de nuestro país.

Nacido en Cabo Haitiano y dueño un gran porte físico, Aveska se convirtió en un emblema de la defensa y de su selección. Con más de 50 partidos disputados en el seleccionado, hoy tiene la suerte de ser uno de los representantes de la selección de Haití en su primera Copa América.

La loca trayectoria de Judelin comienza en su país natal, cuando jugaba para el Racing Club Haitien, el mejor equipo de toda la isla. En 2007 llega al país a probar suerte en el semillero millonario. Si bien tardó varios meses en empezar a jugar por problemas de papeles, rápidamente pasó de la 4ta a la División Reserva, logrando disputar varios partidos.

Lamentablemente no logró dar el salto de calidad necesario para debutar en la máxima categoría del fútbol argentino, por lo que tras quedar libre arribó a Independiente Rivadavia. En el club de Mendoza hizo su debut, y hasta enfrentó a River en los dos partidos que disputaron en la B Nacional.

Con el tiempo fue perdiendo lugar en el equipo, por lo que inició una larga carrera de equipos en muy poco tiempo, jugando desde el 2013 al 2016 en 5 equipos distintos: Gimnasia de Jujuy, Juventud Unida de San Luis, Almagro, Mohun Bagan AC (India) y finalmente su actual club, Atlético Uruguay. 

Si bien no pudo convertirse en el primer haitiano en jugar en la primera división de fútbol argentino, Judelin Aveska logró una curiosa trayectoria, marcada por un paso fugaz en las inferiores del Más Grande. Hoy,en un presente totalmente distinto, disfruta cada minuto de su primera Copa América representando a su país.